Regimen y sistema politico de estados unidos

Se tratô de dinâmicas sumamente complejas cuyos resultados no estuvieron en absoluto prefigurados. Cada pais, cada region e incluso cada localidad contaron con historias particulares. Para el caso mexicano, desde el momento mismo en que se obtuvo la independencia, un objetivo récurrente de las élites polîticas régionales fue la permanencia de los poderes territoriales sobre cualquier forma de gobierno nacional.

Luego del desencanto que para algunos produjo el régimen inspirado en la Constituciôn deel segundo lustro de la década de inauguré una nueva forma de concebir a la administraciôn pûblica y de gobernar al pais: el sistema centralista. Al redactar la constituciôn conocida como de las Siete Leyes, los congresistas trataron a toda costa de no repetir los que consideraban errores inhérentes a la Carta Magna decomo la existencia de un tipo de gobierno confedera lista que estuvo a punto de fragmentar de manera irréconciliable al pals.

Una de sus principales novedades fue el establecimiento del Supremo Poder Conservador, ôrgano concebido para impedir los abusos de los otros très poderes.

Navigation

Al Legislativo se le restringieron sus atribuciones gubernamentales y, tratando de evitar los problemas que habia provocado la elecciôn del présidente de la repû- blica durante el régimen federal, se involucre en dicha elecciôn a los otros très poderes, asi como también a las juntas électorales de departamento.

Ademâs, se limité la representaciôn popular y se buscô a toda costa contro- lar tanto el aparato hacendario, como a la corporaciôn militar. Grandes sectores de la clase politica comenzaron a arïorar el federalismo del que ellos mismos se habian que- jado e insistieron que se restaurara la Constituciôn de Taies demandas se vieron reflejadas en los debates y discusiones que se suscitaron al interior de las diversas juntas, asambleas y congresos locales y nacionales.

En la mayoria de los departamentos, las autoridades exigian autonomia en el uso de sus presupues- tos, mayores atribuciones en su politica fiscal y libertad para el reclutamiento y manejo de las milicias civicas. En efecto, desde 1 el Ministerio de Hacienda habia centralizado la adminis- traciôn y recaudaciôn de todas las rentas pûblicas del pais, al tiempo que imple- mentô nuevas condiciones en el sistema impositivo basadas fundamentalmente en los impuestos directos y en menor medida en los tradicionales impuestos al comercio interno y aduanal.

Ademâs, se ordenô la desapariciôn de las milicias estatales y anunciô que ûnicamente existiria el Ejército permanente.

Justificación de la guerra de Irak

Estas medi- das fueron recibidas con oposiciôn por parte de la clase politica en diferentes regiones del pais. Anos mâs tarde, las discrepancias continuaron debido a la politica econômica que tratô de llevarse a cabo ante la guerra contra Estados Unidos.

También se discutiô la cuestiôn de la jurisdicciôn sobre las milicias estatales y la creaciôn de la Guardia Nacional. Es decir, en lugar de brindar un apoyo incondi- cional al gobierno nacional, las administraciones estatales buscaron salvaguardar sus propios intereses1. A lo largo de prâcticamente toda la década centralista fueron constantes las intentonas y pronunciamientos militares para tratar de restaurar la Carta Magna de Empero, podemos distinguir que a raiz de la convocatoria para el.

Los retos de una nueva Naciôn Constituyente de se intensificaron las demandas y presiones para abolir al centralisme A partir de entonces, no solo se recurriô a la via armada para obtener tal propôsito, sino que en distintas entidades se eomenzô a fortalecer una estruc- tura polîtica y social que poco a poco permitiô negociaciones mes propicias para las élites régionales.

Luego del triunfo del movimiento de La Ciudadela, en agosto deAntonio Lopez de Santa Anna -nombrado General en Jefe del Ejército- expidiô dos decre- tos en los que exponia el programa politico que seguiria. En el primero dispuso la reunion de un Congreso Constituyente que estaria ampliamente autorizado no solo para constituir a la naciôn y determinar sobre todo lo relativo a la guerra contra Estados Unidos, sino también para que pudiera ocuparse de todos los ramos de la administraciôn que fueran de interés general y de la competencia del Legislativo.

El segundo decreto dispuso que rigiera la Carta Magna de mientras se publicaba la que debîa generarse en el Congreso. A partir de ese momento, las presiones de las élites régionales de todo el pais propiciaron que Mariano Salas, nombrado présidente interino, emitiera un decreto en donde se establecîa una division de rentas similar a la ley de agosto depero con algunas desventajas para los estados. Asimismo, el decreto estipulaba que el resto de las rentas, impuestos y contribuciones establecidas por disposiciones générales pertenecerîan a los estados.

En dicho âmbito se encontraban las alca- balas, algunos impuestos mineros y textiles, asî como las contribuciones directas y los préstamos extraordinarios; estos dos ûltimos, especialmente impopulares entre la poblaciôn2. Consideraciones conceptuales. El asunto de los diversos sistemas de gobierno no puede abordarse solo a partir del estudio de las doctrinas o ideas abstractas; es algo que se reconstruye a través del anâlisis de los procesos histôricos.

Si partimos de la idea de Marcello Carmagnani en el sentido en que el sistema federal se sustenta en la existencia de dos esferas dotadas de una cierta autonomia, la del gobierno general y la de. No obstante, los gobiernos estatales pueden dar vida a mecanismos politicos propios en la bûsqueda por resolver probleméticas y atender dinémicas internas o de impacto regional.

De este modo, podria enten- derse al federalismo como. Para Carmagnani, durante los arïos de a se présenté una tension centralizadora-descentralizadora particularmente fuerte, que no fue, como podrîa pensarse, solo de orden institucional sino también de îndole social.

Dicha tension estuvo condicionada por la bûsqueda, por parte de nuevos actores sociales confor- mados a lo largo de las primeras décadas del siglo XIX, del reconocimiento de sus derechos politicos apoyândose en ambas opciones. Esa bûsqueda se vio reflejada a través de las numerosas propuestas elevadas por las instancias departamentales para que fueran reconocidos y garantizados diversos derechos y peticiôn de liber- tades que ellos consideraban fundamentals Carmagnani, Si bien la dimension institucional nos permite comprender la capacidad de acciôn del personal politico, résulta esencial que no perdamos de vista los serïala- mientos de otros autores Arroyo Garcia, ; Carmagnani, ; Chiaramonte, ; Hernandez Lopez, ; Noriega Elio, ; Pani, y Sabato,en el sentido de que la actividad politica, econômica y social ayuda a comprender cômo fueron asumidas, retomadas o reorientadas diversas prâcticas taies como la conformaciôn de facciones, preeminencia de jerarquias territoriales, realizaciôn de elecciones, debates parlamentarios, legislaciones departamentales o marcos constitucionales estatales, concepciôn e implementaciôn de proyectos econômicos, etc.

Estoy de acuerdo con Cecilia Noriega cuando sehala que las explicaciones que suelen darse para comprender el conflicto federalismo-centralismo se nan limi- tado a las cuestiones politicas, las cuales, a pesar de ser esenciales encontraron su sustento en hechos e intereses econômicos que todavia no conocemos a fondo Noriega Elio, Como ejemplo, basta con seiïalar que a pesar de que en agosto de se restaurô la Constituciôn delas demandas de amplios sectores de la clase politica y de la élite econômica no fueron atendidas en su totalidad; no se eliminaron las contribuciones directas ni los préstamos forzosos, tampoco se lograron mayores autonomias fiscales en los estados.

Por todo lo anterior, resultan imprescindibles algunas precisiones conceptuales. La primera de ellas es que el federalismo mexicano ha manifestado distintas. El de la segunda mitad del siglo XIX, sobre todo a rai'z de lo plasmado en el Acta de Reformas deprésenta una marcada diferencia con el de Pesé a que comûnmente se le ha asociado con una forma federal, en reali- dad, el pacto que dio origen a la Carta Magna de no fue de este tipo, sino confédéral, ya que a partir de las provincias nacieron los estados, los cuales se declararon independientes, libres y soberanos.

Por lo tanto, el gobierno nacional estuvo dotado de escasas competencias y de una limitada capacidad de ejercicio Carmagnani, y De esta manera, habrâ que senalar très de los principales elementos constitu- tivos que existen para diferenciar entre una entidad confederalista y una repûblica federal:. I El estatus de la soberanîa. Las partes intégrantes de la confederaciôn tienen la facultad de mantener ejérci- tos propios, moneda, comercio externo y libre autodeterminaciôn en la definiciôn de su forma de gobierno.

II El tipo de relaciôn entre el poder general y las partes.

Mark Weisbrot y Ricardo Hausmann debaten sobre el futuro de Venezuela

En un Estado confederalista el gobierno general actûa sobre sus miembros en calidad de entidades colectivas. En una repûblica federal el gobierno central busca actuar directamente sobre los individuos. III La representacion polîtica general en el confederalismo es débil y dife- renciada. En una repûblica federal, la representacion de los estados -el Senado- es igual para todas las partes Arroyo Garcia, Largo equivoco porque desde los publicistas de finales del siglo XVIII venia utilizândose este vocablo para referirse ya sea a sistemas o rasgos fédérales o confédérales3.

Creada enentre y la NED le destinó mil dólares. La revista mantuvo hasta el un espacio en Internet disidenteuniversal. NED, Entre el yla NED financió el proyecto incluyendo como objetivo el mantenimiento del citado sitio web.

El objetivo es proveer apoyo logístico y humanitario a los activistas por los derechos humanos en Cuba. Cuando usted tiene un celular, tiene un arma con qué defenderse. Sin la ayuda que Gracias a ese tipo de comunicación, estamos habilitados para entrar en las calles y demandar libertad Committee on Foreign Affairs, Para proyectos vinculados con Cuba, recibió entre y un total de 3 millones mil dólares de la NED.

Directamente del Departamento de Estado, hasta ella cifra de 6 millones mil dólares. En un reporte del año International Republican Institute,informó a la USAID sobre su accionar en Cuba, refiriendo haber entregado teléfonos celulares y equipamiento tecnológico de apoyo a sus socios en Cuba, promoviendo el emprendimiento tecnológico. En el citado reporte, hacían alusión a proyectos para introducir tecnología satelital avanzada en el país. Foundation for Human Rights in Cuba Desde su surgimiento, la FDHC ha suministrado a la contrarrevolución cubana centenares de miles de dólares para, entre otros fines, la compra de computadoras, reproductoras de DVD -con discos DVD- teléfonos celulares y otros equipos de comunicación afines.

Hasta el añose reportaba como no operativo. Eaton, ; Gall, 3.

Regimen y sistema politico de estados unidos

La idea del plan fue desarrollar una especie de "Twitter cubano", utilizando la mensajería de texto a través de los celulares. Un comentario no es mas que un simple medio para comunicar su opinion a futuros lectores. El autor del articulo no esta obligado a responder o leer comentarios referentes al articulo. Toggle navigation Eumed. Congresos Envianos tus artículos. Autores e infomación del artículo. Alonso, A US secretly created 'Cuban Twitter' to stir unrest.

Sitio consultado el 1 de junio de Committee on Foreign Affairs Government Publishing Office, Washington. Committee on Foreign Relations Government Printing Office, Washington.

Eaton, T. No Commotion in Cuba yet. Foundation for Human Rights in Cuba. Nuestra Historia. Visión y Misión. Desgraciadamente, los logros en materia de competitividad electoral no fueron consolidados a partir de este momento. En efecto, se impusieron imitaciones parciales por un breve momento, o sea entre a Desde entonces, se celebran comicios justos en Honduras.

Sin embargo, esto no fue señal de la existencia de una democratización progresiva y constante. Los requisitos para que tuvieran lugar elecciones parcialmente competitivas aparecieron muchos años antes en los otros países centroamericanos. La elección de José Napoleón Duarte, candidato del Partido Demócrata Cristiano, en inició una progresión en materia de competitividad electoral.

En este año, el Doctor Armando Calderón Sol, el cual se había desempeñado como el alcalde de San Salvador, ganó la primera elección presidencial competitiva en la historia del país. En esta dimensión se destacan dos grupos de países: los países con una amplia experiencia de supremacía civil y los otros con poca experiencia. Cuadro 3. Datos sobre la supremacía civil A pesar de que, en general, se respetan las esferas de autoridad, la evidencia sugiere que los políticos exceden sus competencias.

De igual forma, no hay evidencia que sugiere que los políticos exceden sus competencias. La abolición del ejército costarricense por José Figueres Ferrer en fue un evento decisivo cuyo impacto reforzó la supremacía de los civiles hasta este día. En Nicaragua recuperó una supremacía civil conducente a la avene d pigment avis del país.

La captura del General Noriega y la instalación de un gobierno civil fueron elementos determinantes en la promoción de la plena supremacía civil.

El final del antiguo regimen siglo xviii

Contrariamente a Costa Rica, Honduras no ha experimentado ninguna interrupción o debilitación en esta materia entre y Desgraciadamente la situación cambió radicalmente a partir de Recordemos que seis golpes de estado tuvieron lugar entre yo sea un promedio de uno por 3. Finalmente enaño de elección de Carlos Roberto Flores, todos los poderes políticos fueron otorgados a civiles que cumplieron con las reglas de gobernanza. Analizando la evolución de esta dimensión a lo largo del siglo se observa que en Guatemala hubo tres periodos de apertura parciales, o sea de ade a y, finalmente, de - Desgraciadamente, la elección de Vinicio Cerezco Arévalo en no permitió que ocurriera un cambio radical en materia de supremacía civil, tal como fue el caso en Nicaragua el año anterior.

El Cuadro 3 nos enseña que en la segunda mitad del siglo XX todos los países menos Guatemala han experimentado a lo menos de forma breve lo que era la plena supremacía civil. Respeto de los derechos de participación política y libertad de expresión por país El respeto histórico de los derechos generales de participación política y de libertad de expresión es claramente uno de estos factores.

Desde el fin de la Segunda Guerra mundial sólo hubo un retroceso parcial de estos derechos, el cual tuvo lugar entre y Recordemos que los vencedores de la guerra civil de limitaron la participación política a través de medidas represivas hacia los dirigentes del Partido Republicano Nacional. Resultaría difícil comprobar esta afirmación.

Entre y sólo hubo un breve periodo a durante el cual se ha n parcialmente respetado los derechos de participación y expresión. Las juntas militares-civiles que gobernaron entre y usaron medidas de eliminación masiva en contra de los opositores políticos.

La violencia y represión política contra los grupos izquierdistas terminó en Recordemos que el año siguiente las Naciones Unidas lograron encontrar un compromiso entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el gobierno. A pesar de la fuerte presión militar, los gobiernos de Juan Jose Arevalo Bermejo y de Arbenz fomentaron la participación de grupos anteriormente excluidos de la esfera política. Sin embargo, las políticas reformistas y nacionalistas de Arbenz asustaron a las facciones conservadoras guatemaltecas y estadounidenses.

El golpe de estado contra Arbenz inició una era de violenta represión en materia de participación política.

De hecho, los guatemaltecos tuvieron que esperar hasta el para gozar de nuevo del pleno respeto de sus derechos generales de participación y de expresión. Contrariamente al caso de El Salvador, en Guatemala hubó una transición progresiva entre el no respeto y el respeto general de los derechos de participación.

Esta transición empezó en bajo la presidencia militar de Oscar Humberto Mejía Victores. Los datos reportados por Bowman et al. El primer periodo reportado corresponde a la ilegalización del partido de Arnulfo Arias.

Al igual que lo sostiene William L. El objetivo principal de este ensayo fue de rastrear esta evolución. Tal como lo hemos visto, la primera apertura regional hacia la democratización se inició en los años ochenta.

Este intento rindió frutos pues generó la plena democratización de tres de los seis países y la semi democratización de dos de estos. Observamos que el sistema político costarricense se democratizó en De hecho, desde nunca hubó un retroceso en esta materia. En cuanto a la soberanía y a las reglas de elecciones, vale mencionar que se han respetado ininterrumpidamente estas dos dimensiones a través de la región desde y De hecho, el respeto de las cinco dimensiones permite que se establezca un sistema político en el cual las relaciones entre los diversos actores son regidas por reglas que fomentan los principios de participación y expresión, de representatividad popular y de desempeño político.

Coppedge Micheal, Reinicke H. El índice de Freedom House sobre los derechos civiles y políticos es uno de estos instrumentos. Los índices de Smith [], Marshall y Jaggers [], Vanhanen [] y Coppedge y Wolgen [] son otros instrumentos disponibles.

Por otro lado, los varios instrumentos se diferencian en sus maneras de definir el concepto de estudio, de agregar los datos recolectados y de medir el concepto analizado. La transparencia en la metodología tiene a lo menos dos ventajas: a comprobar los resultados reportados en su estudio y b usar la metodología para clasificar la evolución de la democracia en otros países. Su función hacia la instalación de un sistema que favorece o limita la democratización explica porqué estos han sido numerosos y generalmente de corta duración.